[email protected] +34663341853
¿Quién nos lee? Luego entonces…
22 de septiembre de 2006
4
Buscamos audiencia digital, escribimos para que nos lean. Queremos comunicar y sobre todo conversar.

El mundo de los blogs es una gran red de contactos, de ahí que cómo herramienta a la generación que sube no les acabe de gustar demasiado. Nos enredamos, enlazamos. Pasamos a formar parte de redes constituidas en mayor o menor medida…

¿Pero quien te acaba leyendo? Pues aquellos que geográficamente viven más cerca de ti. Al menos eso es lo que me dicen las estadísticas del blog. Imagino que aquellos blogs que tengan grandes audiencias tendrán mucho más disperso el origen de sus visitas.


Pinchar para agrandar la imagen

Pero si lo pensáis bien… ¿Quién os lee? Aquellos que han llegado al blog y aquellos a los que habéis dicho que tenéis un blog. Estos últimos, que son los que tienen una relación más fuerte que los que llegan de casualidad, hacen de difusores del blog de una manera más activa.

Creo que es un buen motivo para que se pueda utilizar en comunicación política. Sobre todo en la política local. Y también se puede utilizar para mejorar la relación entre el personal de una organización.

Empresas privadas los utilizan. Empresas como IBM, Sun, Microsoft… Y ¿por qué no en administraciones públicas? Por que tampoco tienen que ser los blogs de temática profesional. Pueden ocupar otras áreas como el ocio.

El cine, el teatro, la montaña, la gastronomía y los viajes son sólo algunos temas que pueden ayudar a consolidar esas redes informales que en toda organización son fundamentales ¿Conocéis alguna experiencia de este tipo?

, , , conversación

Contenido relacionado

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Email this to someone

4 comentarios

  1. C

    Si que hay blogs de responsables municipales, sobre todo a nivel político. Tal y cómo señala Iñaki en España podemos ver unos cuantos. Fuera , en Estados Unidos, Francia también los podemos encontrar a otros niveles de responsabilidad como en Eden Praire. Pero yo me estaba refiriendo a nivel de empleados públicos, a plataformas para los trabajadores dónde puedan escribir sobre sus aficiones o sencillamente sobre su trabajo…

    Y creo que un ejemplo muy bueno lo tenemos en el blog de Iñaki y Alberto “Administraciones en Red”… Harían falta más como el de ellos para enredar realmente la administración… Aunque yo se de un caso… Bueno, experiencia. Rafael Chamorro nos la podría explicar, es referente al curso sobre web 2.0 que ha estado impartiendo estos días a empleados públicos.

    Saludos,

  2. I

    Estoy de acuerdo con Carlos en la utilidad de los blogs para la comunicación política y, en particular, en el ámbito municipal.

    Una puntualización al comentario de Nacho: sí hay blogs municipales.

    Dos ejemplos: José López Orozco, Alcalde de Lugo, y Ricardo Ibarra, concejal de Sopelana (Bizkaia).

    Es verdad, te pueden poner verde. Hay dos alternativas: borrar los comentarios ofensivos o dejarlos para descrédito de su autor.

    Saludos.

  3. N

    Carlos, no hay blogs municipales porque los políticos recibirían bofetadas hasta en el carnet de identidad, además , ¿para qué?, ¿para qué van a poner en peligro la poltrona?

  4. J
    JVhttp://mosicayparolas.blogia.com

    saludos.
    Yo la verdad, a la hora de decidirme a crear un blog, de eso hace ya 3 meses, fua la razon siguiente:

    realizamos un programa de radio llamado Mosica y Parolas en una radio libre de zaragoza, radio mai 102.8 fm, y queriamos difundir la tematica y los articulos amplios y largos para que los oyentes opinaran sobre ellos, y quizas en un futuro subir las entrevistas que semana a semana realizamos. Todo esto sale mas rapido y facil que mantener una pagina web, aunque a la pagina web algun dia llegara, pero por ahora nos quedamos en el blog. Por lo tanto es una ventana abierta a la audiencia del programa y a toda esa gente que le gusta nuestros temas -musica folk, ecologia lengua aragonesa y otras lenguas-

    saludos.

Los comentarios están cerrados.