¿Para qué sirve una campaña electoral?
25 de mayo de 2007
16

votagra Estamos en el último día de campaña electoral antes de las municipales y en muchos sitios también autonómicas. Y la pregunta viene al pelo porque imagino que muchos y muchas se preguntan, de la misma manera que lo ha hecho la hija de Jordi Sevilla, ¿para qué sirve una campaña electoral?

He llegado a la entrada de Jordi Sevilla, dónde explica la pequeña conversación con su hija de ocho años a través del blog de Casimiro, que también reflexiona sobre el tema. Y ambos en principio se inclinan a pensar que sirve para acabar de definir el voto de los indecisos:

¿Para qué sirve una campaña electoral? Buena la pregunta y difícil la respuesta. Creo que la utilidad de las campañas electorales está en que es el último recurso que tienen los partidos políticos para “convencer” a ese grupo de indecisos que no tiene en su haber una clara tendencia política y puede que cambie si en alguno de esos mensajes políticos-electorales se cuela una razón que incline el voto hacia ese partido.

Aunque es el propio Jordi Sevilla el que remarca también que:

Sin embargo, sigo sin saber qué motiva a los ciudadanos a votar o no votar y a hacerlo por éste o por aquel motivo.

Creo que podríamos encontrar muchos estudios politológicos que explicaran el porqué del voto o de la abstención, pero yo quiero daros mi punto de vista al respecto.

El bombardeo continuo de imágenes, anuncios en televisión, cuñas en la radio, minutos en los informativos y artículos en prensa al que nos someten los partidos durante la campaña electoral, tiene el objetivo de convencer al no votante, al indeciso, y pretende incluso convertir al militante ajeno. Pero este bombardeo lo que provoca es que la mente de cada uno tenga un “reseteo de información” de lo que ha sucedido durante los últimos meses. Sólo cuenta aquello que sucede en el previo de una contienda, y para esto sí que es verdad que la mayoría de nosotros tenemos la memoria de los peces.

Por otro lado tenemos un perfil de ciudadano cada vez más extendido que es el del holgazán político tal y como describe Marc Vidal y que es el que provoca la mayoría de la abstención. Pero este perfil no debemos identificarlo con aquellos que como opción no votan pero si que participan de la sociedad comprometiéndose de alguna otra manera con la misma, tal y como reclaman Roc y algunos de los que le comentan la entrada “abstención sin mala conciencia“.

se_buscan

Yo estoy de acuerdo con Marc en que ese holgazán político lo único que hace es quejarse, pero no hace nada por solucionarlo. No vota, no participa y lo único de lo que se preocupa es de aquello que le afecta directamente, sin percatarse lo más mínimo de que eso que le beneficia o perjudica directamente. Lo quiera o no, es fruto de una decisión política.

Aunque también entiendo el desencanto de algunos con las formaciones políticas y con sus dinámicas. Por lo tanto, se entiende que prefieran ejercer su derecho a la abstención porque ninguna de las fórmulas propuestas les interesan y deciden elaborar o participar de otra manera para mejorar la sociedad.

En estos momentos nuestro sistema democrático no es capaz de producir nuevas formas de participación que influyan directamente en los procesos decisionales, ya que los que ostentan esta representación, los partidos políticos, no van a ceder esas cuotas de poder de las que disponen.

De ahí que haya ciudadanos que busquen alternativas a algo que no les gusta. De ahí que podamos decir que algo está cambiando y que la sociedad en la que nos encontramos, lo quieran o no, la construimos entre todos.

Hay viejas estructuras que a raíz de todo esto empiezan a cambiar. Sí, soy muy optimista al respecto. Sé que tardarán en hacerlo, pero para conseguirlo tenemos que hacerlo entre todos y tenemos que participar de una manera o de otra.

Por lo tanto, vista la situación, volvamos a la pregunta inicial ¿Para qué sirve una campaña electoral? Porque parece ser que para convencer al indeciso no demasiado, para animar al voto al holgazán político tampoco, para convertir al contrario pues no mucho…

Entonces ¿para qué? Pues para reafirmar al militante, al convencido y hacerle partícipe de una comunidad que en esos momentos se ve espléndida, una comunidad que en esos momentos es visible para todo el mundo y que lucha por ser la mejor en todos los aspectos frente a las demás.

¿No habéis tenido la sensación de ser parte de algo grande? ¿No habéis tenido esa sensación de euforia al estar en el corazón de un mitin con los asistentes enfervorizados por el candidato (si éste es capaz de ello, claro)? Es una sensación semejante a la que se produce cuando acudes al campo de fútbol para ver a tu equipo, cuando vas a un concierto multitudinario o a cualquier evento en el que compartes espacio con otras miles de personas.

Pues ese es el objetivo de las campañas electorales. Realizar demostraciones de poder, hacer partícipes a la gente de comunidades. Porque la gente lo que quiere es sentirse arropada, sentirse parte de algo y esa, en definitiva, es la ilusión que crean las campañas electorales. Y todo a cambio de un voto.

Pero te sientas o no miembro de esa comunidad, no pierdas oportunidad y ve a votar, porque en tu mano está el futuro de todos nosotros… Y si no lo haces, como mínimo no seas ese holgazán político y participa de alguna manera, que seguro que puedes.

16 comentarios

  1. M
    Marco Antonio Tarrillo Vasquez

    Respeto la decisión de algunos comentaristas de no votar, pero ante todo somos ciudadanos y las leyes es para todo ciudadano para elegir y ser elegido y además es nuestro derecho y nuestras libertades de votar o no votar … pero si hay algún ciudadano que no vota … debería ponérsele algún logo en su documento de identidad no voto por lo tanto no tiene derecho a reclamo … que permanezca en silencio los 5 años que ejercen los candidatos en su mandato. …. no vota y encima reclama a ese hay que negarle todo por no elegir un reperesentante en su pais o ciudad.

  2. M

    […] en que algo ha hecho reaccionar a la ciudadanía, al menos una parte de ella, y dejar de lado al holgazán político. Pero te sientas o no miembro de esa comunidad, no pierdas oportunidad y ve a votar, porque en tu […]

  3. C

    Khilya no te preocupes, disculpas aceptadas, por supuesto. Toda opción es válida ya lo digo en el artículo y tienes toda la razón con que hay cosas que no funcionan adecuadamente y creo que en consecuencia hay que hacer algo ya sea desde dentro y con lo que el sistema en este momento permite, que es la opción que yo he tomado, y también se puede contribuir de otras maneras y hacer que cambien las cosas desde fuera.

    Saludos y gracias por tu comentario,

  4. k

    Lo siento, creo que he sido descortés … La verdad es que me ha gustado tu artículo y me ha parecido muy interesante tu conclusión. Me he dejado llevar por mi vehemencia e impotencia cuando veo lo que veo, una vez más, mis disculpas.

  5. k

    Yo soy de las que me abstengo por convicción, es mi forma de decir que he perdido la confianza en ellos, que estoy en desacuerdo con las listas cerradas, con cómo se lleva a cabo todo y un sin fin de cuestiones más. Es mi forma de demostrar mi disconformidad con los políticos y su forma partidista de “desgestionar” el país. Y sólo volveré a votar cuando vea que es algo más que una pantomima, por supuesto es mi opinión y mi opción.

    Además me parece una vergüenza el que se dilapiden 50 millones de euros habiendo como hay otras necesidades más acuciantes (http://act.fresqui.com/el-negocio-de-las-elecciones).

  6. C

    Alberto cierto que pido el voto pero también en mi última frase digo: Y si no lo haces, como mínimo no seas ese holgazán político y participa de alguna manera, que seguro que puedes.

    Es decir tal y como tú propones mediante de la frase de Spike Lee: do the right thing… Del que me quejo es del pasivo, del que lo único que hace es quejarse sin hacer nada de nada, del que adopta esa posición pasiva.

    @Óscar gracias por tu aportación, tienes bastante razón en lo que dices. Ayer mismo comentaba con un amigo mio y él me decía que en Rubí había un nuevo partido que no le parecía mal pero que se orientaba a los que trabajan y viven en la ciudad y él sólo vive ya que como muchos trabaja en Barcelona. Yo le animé a que fuera a verlos y hablar con ellos. Desde luego que son opciones a tener en cuenta… ¿Por qué no?

  7. O

    Otra función de las campañas electorales es la de silenciar a los partidos pequeños que no disponen de presupuesto para propaganda a bombo y platillo.

    Gracias a internet el ciudadano descontento puede buscar directamente las ideas y propuestas concretas de cada partido. Y si lo hace, se sorprenderá al encontrar partidos emergentes con un tono de discurso completamente diferente a la palabrería política a que estamos acostumbrados.

    Ese creciente descontento político (y gracias a una población “válidamente formada”) está llevando a la creación de nuevas agrupaciones inexpertas, algunas de ellas con buenas ideas. Sean o no votadas, sean o no capaces de poner sus ideas en práctica.
    En cualquier caso, un voto a estos partidos haría que los partidos mayoritarios se empezaran a replantear su forma de hacer política.

    Mi granito de arena es esta entrada de blog,
    http://quienobserva.blogspot.com/2007/05/elecciones-sevilla-2007-programas.html
    en la que reúno enlaces directos a los programas de los 13 partidos que se presentan en Sevilla, y enlaces a sus páginas web.
    Esperando a que sirva a los quienes quieran documentarse antes de votar.

    http://quienobserva.blogspot.com

  8. Carlos, aunque estoy de acuerdo con la mayoría de lo que dices, yo no me atrevo a animar a la gente a que vote. De hecho, el rito del voto me parece un elemento necesario, pero poco interesante, de una auténtica democracia. ¿Dónde están los mecanismos de deliberación participativa?

    Me parecen iguales estas dos posturas: el “abstencionista pasivo”, y el “votante fiel”. Ambos delegan su decisión: uno en “lo que salga” y el otro “en el partido de siempre”, de forma acrítica. Y que conste que ambas posibilidades son legítimas. No me atrevería a criticarlas.

    Mi arenga sería la de Spike Lee: “do the right thing”, sea lo que sea eso para cada uno.

  9. m

    ¿Para qué sirve una campaña electoral?…

    Estamos en el último día de campaña electoral antes de las municipales y en muchos sitios también autonómicas. Y la pregunta viene al pelo porque imagino que muchos y muchas se preguntan, de la misma manera que lo ha hecho la hija de Jordi Sevilla…

  10. P

    ¿Para qué sirve una campaña electoral?…

    Estamos en el último día de campaña electoral antes de las municipales y en muchos sitios también autonómicas. Y la pregunta viene al pelo por que imagino que muchos y muchas se preguntan, de la misma manera que lo ha hecho l…

  11. a

    No está duplicada, la otra es del blog de Jordi Sevilla, en ésta de k-government se hace otro tipo de análisis. Muy interesante.

    » autor: ariadna

  12. -

    Para nada

    » autor: –37832–

  13. c

    Para cansar al más entusiasta.

    » autor: claudiop

Los comentarios están cerrados.